Al arenero a jugar

  • Observación
  • Valoración de los entornos limpios y cuidados

El profesor imprimirá la lámina del material complementario (pulsa para abrirlo) y se la entregará a los niños.

Comentar la lámina con los niños y preguntar dónde le gustará ir a jugar a nuestra mascota.

Señalar el camino que debe seguir para llegar al arenero que está limpio.

Entablar un diálogo:

  • ¿por qué estará sucio el arenero?
  • ¿qué puede pasar si jugamos en el arenero sucio?
  • ¿cómo debemos comportarnos para que no ocurra esto?
  • ...

Por último los niños colorearán el parque que está limpio y tacharán el otro.

 

P.D.: Con los niños más pequeños será suficiente con indicar el camino que debe seguir la mascota y las preguntas que se les realicen deben ser adecuadas a su nivel.

 

 


© Asociación Mundial de Educadores Infantiles